Terapia individual

Dentro de un clima de confianza, calidez y confidencialidad, realizando una terapia interactiva entre psicólogo y paciente, ésta se basará en cinco fases:

Primero realizaremos una evaluación exhaustiva en las 2 o 3 primeras sesiones de las características principales de cada caso con el objetivo de determinar las variables que conforman el problema para dar la solución más adecuada.

Una vez realizada la evaluación, pasaré a explicarte los resultados que he obtenido y planificaremos los objetivos a realizar así como el tratamiento más adecuado para ti. El comprender qué te ocurre, qué lo causa y qué lo mantiene es esencial para reducir tu incertidumbre y aumentar tu motivación hacia el cambio.

Como el papel de cada paciente va a ser activo y colaborador, definiremos juntos los objetivos en función de criterios de necesidad, dificultad y temporalidad.

Después de haber definido los objetivos pasaremos al tratamiento seleccionando las técnicas de intervención más idóneas. Te enseñaré las estrategias de afrontamiento concretas a tu problema. Éstas las practicaremos en consulta y luego las aplicarás en tu vida diaria.

La duración del tratamiento dependerá de una serie de variables tales como la complejidad del problema, cronicidad e intensidad de los síntomas, así como la motivación e implicación de cada paciente hacia el mismo.

Una vez hayamos cumplido los objetivos planteados, os daré en una última sesión, unas pautas de prevención de recaídas sobre aspectos a tener en cuenta en un futuro. Haciendo hincapié en la necesidad e importancia de mantener las estrategias aprendidas durante todo el tratamiento.